domingo, 1 de marzo de 2015

El orgullo de ser policía y servir a la sociedad, tiene un precio muy alto, LA VIDA

 La mitología griega define el concepto de héroe como la persona que defiende sus principios hasta el final, que es capaz de poner en riesgo su integridad o hasta su vida en defensa de otros. Alguien capaz de sacrificarse por una causa noble.

En los escenarios cotidianos existen varias actividades profesionales que acercan a las personas a ese mayor sacrificio por  el bienestar  de la ciudadanía. Esta inmolación duele, y duele mucho. En especial para los seres queridos que  quedan en el mundo. Salir a la calle y poner el ejemplo, aun a costa de perder la vida, beneficios personales o comodidades, es un precio muy alto que paga una persona que trabaja en aspectos de seguridad ciudadana y más aún cuando es servidor policial.
Ejemplos poderosos de esta entrega son los policías fallecidos caídos en acción, en cumplimiento de su deber. Ellos han plantado la semilla del ejemplo, del valor, la lealtad a un juramento, a un uniforme y a una institución al servicio de la comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada